Hoja de ruta

En Texto Sur consideramos que, además de informar, el periodismo es una herramienta para relatar historias que nos interpelan y cuestionan nuestro modo de ser y habitar el mundo y, por esa medida, también, nos alientan a transformarlo. Se trata de desovillar el hilo de cada una de las historias que nos hacen, con sus luces y sombras, e incorporarlo a la trama del mundo para darle sentido. De otra manera, creemos, los datos se convierten a menudo en casi puro ruido.

Queremos escribir de nuestro contexto regional (el sureste de la república y aun Centroamérica), desde una perspectiva independiente y libre. Pretendemos un periodismo que, antes que inmediatez, busque el contexto del que forma parte. Un periodismo que, sin menoscabo de su propósito informativo y rigor ético, ponga el acento en los derechos humanos, el cuidado del medioambiente y la aproximación a la ciencia, como elementos imprescindibles de cualquier análisis. Los temas que nos interesan son los que caben en la esfera pública de Chiapas y, en general, del sureste de México: la vida y las personas, en primer lugar, y luego el espacio, el transporte, la educación, la salud, el empleo, los recursos… Aspiramos a construir un medio que nos invite a vernos, de verdad vernos y reconocernos, unos a otros, como personas que padecemos los mismos problemas. Por ahí, creemos, en algún punto entre esas voces y miradas, deben estar las soluciones o, al menos, sus posibilidades.

Creemos en la pluralidad y el derecho a la libre expresión

Es difícil hoy sostener la fe en la objetividad de casi nada. Ni siquiera de la ciencia o del periodismo, que hasta hace no mucho eran sus bastiones, al menos en el discurso. No lo intentaremos siquiera. Contamos desde ya con la subjetividad, pero también y, sobre todo, con la honradez y la inteligencia. Creemos en la pluralidad y el derecho a la libre expresión, que no significa la divulgación de hechos no probados o imposibles de probar, o dar aliento a posiciones negadoras de derechos. Conversación, sí. Debate, sí. Prejuicios, no. Discernir dónde empiezan o terminan sus extremos no siempre es tan sencillo como parece. No obstante, confiamos en la participación, inteligencia y mesura de quienes concurrimos –en la redacción y fuera de ella–, para construir una conversación pública más sana.

¿Cómo nos financiamos?

Hay otros factores, pero básicamente se puede explicar la condición de la prensa local en buena parte de los estados, a partir de dos males no endémicos: su opacidad y dependencia –carente de regulación oficial o, siquiera, ética– a los recursos públicos. Por supuesto, respecto de la transparencia, reconocemos que hay excepciones notabilísimas. Es nuestra aspiración formar parte de estas últimas.

El arranque de Texto Sur se financia, exclusivamente, con recursos propios, por cierto, limitados. Sin embargo, aspiramos a generar ingresos que nos permitan alcanzar la autosuficiencia necesaria para la realización de nuestro trabajo. Una forma de lograrlo es a través de pauta publicitaria que, en ningún caso, comprometerá nuestra línea editorial. La comercialización y la redacción son áreas que funcionarán independientes una de la otra.

Más importante aún será que, en el mediano y largo plazo, este esfuerzo editorial se gane tu confianza. Creemos que la conversación sobre el modelo de financiamiento de los medios –cuyos paradigmas internet y, en particular, las redes sociales pusieron de cabeza– debe pasar también por aquellos/as a quienes sirve el periodismo: la audiencia, sus lectoras, sus lectores. Ninguna vocación –la que sea– se cumple porque espere pago. Nuestra labor tampoco. Pero si aquí o en cualquier lugar el periodismo no alcanza una cuota mínima de sostenibilidad aportada por la sociedad, deberá enfrentar uno de tres posibles escenarios: líneas editoriales comprometidas por la coacción de gobiernos, empresas y/o socios inversionistas; el financiamiento, legítimo pero de periodicidad irregular, proveniente de organizaciones internacionales que promueven la libertad de prensa; o, como ocurre casi siempre, el doble esfuerzo (a veces triple) de quienes deciden plantar honradamente su bandera y sacar adelante un proyecto, sacrificando las horas del sueño, del tiempo en familia y, en fin, de todo lo que, además del trabajo y el ejercicio de la vocación, hace a la vida hermosa, agradable, digna de ser vivida.

Creemos que la conversación sobre el modelo de financiamiento de los medios debe pasar también por aquellos/as a quienes sirve el periodismo: la audiencia, sus lectoras, sus lectores

Nos parece que hay un mejor arreglo y que lo hubo siempre: la participación económica consciente de lectores y lectoras. El lugar de voceadores y kioskos ha sido ocupado velozmente por las campañas de microfinanciamiento (crowdfunding) o, a veces, los muros de pago. Cada medio intenta una solución acorde con sus circunstancias y recursos. Por nuestra parte, habilitaremos pronto una pestaña de PayPal (sencilla y segura), para que, si así lo deseas, aportes de forma regular lo que habrías destinado a leernos si, por ejemplo, publicáramos en papel: tal vez el costo de dos periódicos al mes, o lo que sea que te puedas permitir. Si en algún momento deja de gustarte o estás en desacuerdo con nuestro trabajo, simplemente cancelarás tu aportación regular y listo. Cualquiera que sea el caso, de este lado de la pantalla, nos comprometemos a informar periódicamente en qué invertimos tu contribución y, desde luego, a seguir publicando investigaciones y contenidos de acceso abierto.

Nuestros contenidos estarán siempre accesibles (bajo licencia Creative Commons BY-SA 4.0, cuando la titularidad nos pertenezca), para cualquier persona o plataforma de comunicación que así lo desee, sea o no suscriptora.

¿Quiénes somos?

Texto Sur es, por ahora, una redacción flotante, cuyos integrantes irán y vendrán dependiendo de los temas y recursos disponibles. Por el momento, la responsabilidad está a cargo de dos personas: Édgar Benítez Aguilar, en la dirección general, y Alberto Chanona, en la edición.

Si has llegado hasta aquí, agradecemos desde ya tu interés. Esperamos hacer un trabajo a la altura de tus expectativas, que ojalá sean tremendas.


Ponemos a tu disposición los siguientes medios de contacto:

Correo electrónico: info@textosur.com
Twitter: @TextoSur.
Facebook: @textosur


Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up