Adiós a Arecibo
El desmantelamiento del radiotelescopio representa tal vez el colapso de algo mayor.
Por Emilio Ruiz Publicado en Ciencia y tecnología, Columnas y opiniones, Historias en 4 diciembre, 2020 0 Comentarios 4 min lectura
La libertad enjaulada Anterior Mis días con Rodolfo Disner Siguiente

Hace unos días, el gobierno estadounidense desmanteló el radiotelescopio de Arecibo, «un desastre absoluto», como calificó el hecho el profesor que dirige el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico.

Desde 1963, cuando fue inaugurado, el radiotelescopio posibilitó la formación astronómica de varias generaciones de científicos y varios logros significativos, como la precisión del período de rotación de Mercurio, la primera fotografía de un asteroide o el descubrimiento del púlsar (una estrella de neutrones) PSR B1257+12. Pero tal vez su mayor motivo de celebridad sea que, a través suyo, Carl Sagan y Frank Drake enviaron al espacio el primer mensaje en busca de inteligencia extraterrestre, en 1974.

Representación gráfica del «Mensaje de Arecibo», en realidad, escrito en código binario (ceros y unos). Puedes conocer un poco más de este mensaje aquí: ¿Hay alguien allá afuera?

La decisión de desmantelarlo es, tal vez, síntoma de una erosión de otro orden en el espíritu de nuestra época, como reflexiona brevemente a continuación Emilio Ruiz alrededor de este hecho.


Sí existe vida inteligente… pero sólo estoy de paso.
Groucho Marx.

Dos cables que sostenían el foco de la parábola antena del famoso radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, colapsaron y, con él, un peso de 900 toneladas en equipo.

El radiotelescopio, detrás de Dra. Eleanor Arroway (Jodie Foster), en la película Contact, basada en la novela del mismo título, de Carl Sagan.

Antes que eso ocurriera, leía Los dragones del Edén: especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana, de Carl Sagan, en una sencilla versión de bolsillo de la editorial Booklet. El siguiente párrafo me hace pensar en lo que opinaría Carl Sagan si se enterase, hoy, que dejaron derrumbarse uno de los mayores radiotelescopios del mundo:

«Otra de las razones que me han movido a interesarme por el tema de la evolución del factor cognoscitivo es que hoy, por vez primera en la historia, disponemos de un poderoso instrumento que permite establecer comunicación a través de las inmensas distancias interestelares. Me refiero al radiotelescopio de gran alcance. Aunque un tanto a ciegas y con paso vacilante, hemos empezado a utilizarlo a ritmo creciente para dilucidar si existen otras civilizaciones ubicadas en extraños mundos, a distancias inimaginables, que están enviando radiomensajes a la Tierra. Tanto la existencia de dichas civilizaciones como la naturaleza de los hipotéticos mensajes que tal vez transmitan, sólo se conciben en la universalidad de la evolución del cerebro humano tal como se ha producido en nuestro planeta. De ahí que parezca lógico suponer que el estudio de la evolución del ser racional en la Tierra permitirá obtener pistas o perspectivas que arrojen un poco de luz en la investigación sobre la existencia de seres inteligentes en el espacio extraterrestre».

Hoy, la foto de la antena representa un colapso que va más allá de sólo la destrucción, por causas desconocidas, de dos cables.

This aerial view shows the damage at the Arecibo Observatory after one of the main cables holding the receiver broke in Arecibo, Puerto Rico, on December 1, 2020. – The radio telescope in Puerto Rico, which once starred in a James Bond film, collapsed Tuesday when its 900-ton receiver platform fell 450 feet (140 meters) and smashed onto the radio dish below. (Photo by Ricardo ARDUENGO / AFP) (Photo by RICARDO ARDUENGO/AFP via Getty Images)

¿Qué pensaría Carl Sagan?

¿El radiotelescopio dejó de usarse porque apareció tecnología más avanzada? No.

¿Porque se dañó sin remedio alguno? No.

¿Entonces por qué? Porque no hubo dinero para sustituir dos cables.

La foto parece una escena de película postapocalíptica, una deprimente posibilidad perdida.

Astronomía Carl Sagan Ciencia Frank Drake Mensaje de Arecibo Radio Radiotelescopio


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up