Días de pandemia
La calle, en tres ciudades de Chiapas
Por Jorge Aguilar Pinto Publicado en Foto, Historias en 24 julio, 2020 0 Comentarios 5 min lectura
El agua no cae del cielo I Anterior La onda es soñar Siguiente

Chiapas enfrenta muchos retos durante la pandemia por Covid-19. A la problemática existente (marginación, pobreza, rezago educativo y escasa atención e infraestructura médica), se suma este fenómeno de salud pública mundial, el Covid-19, que hasta el viernes 24 de julio había sumado 5173 casos positivos y 421 muertes en esta entidad del sur de México.

En el siguiente documento fotográfico he capturado imágenes en la capital, Tuxtla Gutiérrez; en San Cristóbal de Las Casas, tercera ciudad más poblada del estado; y en Ocosingo, uno de los municipios más extensos del país. La intención ha sido y es ofrecer un panorama general de cómo los chiapanecos viven y sobreviven a la pandemia.

Joven franelero de Tuxtla Gutiérrez. Durante la pandemia por Covid-19, millones de mexicanos no pueden quedarse en casa, debido a que sus fuentes de empleo están en la calle y no gozan de sueldo fijo ni prestaciones.
Mujeres de Los Altos de Chiapas. Mujer de la tercera edad, una joven madre, y dos adultas, esperan su turno afuera de una institución financiera en San Cristóbal de Las Casas.
Dos mundos, en Ocosingo, Chiapas. Adulto mayor y joven se saludan de mano, a pesar de que evitar el contacto físico es una de las recomendaciones de la Secretaría de Salud, durante la pandemia por Covid-19.
Niñez, en condiciones de vulnerabilidad. Familia tuxtleca, de paseo por el centro de la ciudad, compra frituras a dos niños vendedores. La pandemia suma un riesgo más a su la situación de vulnerabilidad de la niñez trabajadora.
Parque de la Marimba, en Tuxtla. Durante la pandemia por Covid-19, los espacios públicos fueron inhabilitados para proteger a la población de una enfermedad que ha causado casi medio millón de muertes en el mundo. Se ha hecho uso de ellos, pero de forma limitada.
Sana distancia vs Coca Cola. La estrategia de prevención ante la pandemia contempla la sana distancia y el confinamiento en casa, así como la recomendación de una alimentación adecuada. Pero no se han tomado medidas para limitar la producción y consumo de productos azucarados y comida chatarra, factores de obesidad y diabetes, padecimientos a su vez asociados a la tasa de letalidad del Covid-19. En Chiapas hay comunidades que carecen de agua potable y a las que el refresco sí llega.
Nuevas pero antiguas transacciones bancarias. La mayoría de bancos del país han implementado nuevas medidas de atención al público, para evitar aglomeraciones. Sin embargo, el flujo humano ha sido constante.
Tráfico vehicular y camas vacías. En la capital chiapaneca el flujo automovilístico disminuyó durante el periodo de confinamiento en casa, pero en algunas vías aún es notable. Por su parte, el sector turístico ha dejado de producir ganancias en dos de sus industrias más rentables, la hotelera y la gastronómica.
Trabajo en casa. Durante la pandemia, millones de mexicanos se enfrentan a una realidad abrupta: su trabajo no puede realizarse en casa y, además, deben tomar a su cargo el cuidado de hijos e hijas, pues las clases presenciales fueron suspendidas en todas las escuelas del país.
Trabajadoras de limpieza, en mayor riesgo. El riesgo de las labores de limpieza se ha incrementado durante la pandemia, debido a los materiales de uso médico desechados. A pesar de ello, a quienes lo realizan no se les reconoce social ni económicamente por brindar este servicio.
Estimados clientes. Empleado de una tienda de ropa sanitiza el acceso al inmueble. Casi todos los negocios han implementado nuevas formas de atención al público, que implican medidas de higiene y prevención para trabajadores y clientes.
Jóvenes, un sector no vulnerable. Aunque jóvenes de entre 15 y 30 años no se consideran una población vulnerable (a menos que padezcan afecciones subyacentes), sí pueden ser agentes transmisores del virus. Por eso también deben mantener las medidas básicas de prevención, como el uso de cubrebocas en contextos específicos, el lavado de manos y la sana distancia.
Días cotidianos en la nueva normalidad. Muchas personas han salido a la calle después de un largo encierro. Aunque la pandemia continúa, también es sano retomar algunas actividades cotidianas, siempre y cuando se tomen medidas básicas de prevención.
Mercado, usos y costumbres intactas. Hay lugares donde no se han seguido las recomendaciones de las autoridades de salud, lo cual es al final un riesgo.
México, una dieta no balanceada. Uno de los problemas sustanciales en México es la sobreoferta de golosinas y alimentos procesados, que no contribuyen a mantener una dieta balanceada.
Cubrebocas obligatorio. Para entrar a la mayoría de tiendas, oficinas e instituciones públicas, es indispensable el uso de cubrebocas.
No toque el plástico. Una forma de aislar las partículas transmisoras de Covid-19 es mediante todo tipo de protecciones, como plásticos y acrílicos. Su uso se ha incrementado en negocios de todo tipo.
Nuevo negocio. Un nuevo artículo ha salido a las calles, y los vendedores ambulantes lo saben. Es lo que está de moda y tiene gran demanda.
A la moda. Poco a poco, nos vamos adaptando a un nuevo accesorio en nuestra vestimenta. Los hay de colores y con estampados de todo tipo. Unos protegen más que otros, pero por favor no salgas sin ellos y úsalos en los casos apropiados: en zonas con alta transmisión y espacios cerrados sin disponibilidad de distanciamiento físico (transporte público, comercios, iglesias, etc.), como recomienda la OMS. Por favor, lee esto: clic.

El texto y fotos de esta crónica son publicados bajo licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 (CC BY-SA).

El Boticario

Cocteles de autor.
Visítanos hoy

Calle Covid-19 Niñez Ocosingo Pandemia Quédate en casa San Cristóbal de Las Casas Tuxtla Gutiérrez


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up