Coronavirus, obstáculos y retos de una joven trabajadora
«La vida de las y los jóvenes va a ser diferente después de la pandemia»
Por Melel Xojobal Publicado en 500 palabras o menos, Columnas y opiniones en 24 julio, 2020 0 Comentarios 5 min lectura
La onda es soñar Anterior Maternidad, lactancia y «nueva normalidad» Siguiente

500 Palabras o menos quiere ser un ejercicio de reflexión pública. Para eso, invitamos a organizaciones, representantes de familias, docentes, empresarios/as, etc., a escribir sus reflexiones sobre un tema. En esta ocasión fue a partir del llamado de Tedros Adhanom, director general de la OMS, a no bajar la guardia, al advertir que «no se vislumbra en el futuro previsible el retorno a la vieja normalidad».

Las preguntas fueron: ¿Qué futuro vislumbras? ¿Cuáles son tus temores ahora mismo? ¿Qué soluciones crees posibles en el futuro inmediato?

La siguiente fue la respuesta de Jazmín Hernández Gómez, joven trabajadora de San Cristóbal de Las Casas, que recibimos a través de Melel Xojobal.


El coronavirus, obstáculos y retos de una joven trabajadora

Soy Jazmín, una joven trabajadora. Vendo en un mercado de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. Me gustaría compartir mi experiencia y lo que he observado en los últimos meses, ante la situación de la pandemia debido al Covid-19.

Cuando inició la pandemia, me enteré del Covid por medio de redes sociales. Muchas de las personas, incluyéndome, lo tomábamos o veíamos como un chiste y se comentaba como algo lejano o que no existía. Pasó el tiempo y comencé a escuchar en las noticias la cantidad de personas contagiadas. Al cabo de unos días, personas cercanas o familiares empezaron a enfermarse. Entonces, nos dimos cuenta que en realidad sí existía el famoso coronavirus. Esto nos puso a mí y a mi familia en alerta, para comenzar a protegernos y tomar las medidas necesarias, para cuidarnos y cuidar a las demás personas.

Después se suspendieron las clases. ¡Qué tristeza no poder terminar mi último grado escolar y, sobre todo, no estar con mis amigas y tener una graduación! Pero eso no fue todo. Mientras pasaba el tiempo, nos tocaba cumplir con las tareas escolares. Ahí tuve mi primer reto: el internet. Donde yo vivo, una comunidad de Chiapas, no hay acceso a lugares con computadoras y menos a internet. Incluso es difícil que llegue la señal de teléfono.

En mi comunidad, muchas personas no tomaron los cuidados necesarios y se enfermaron de gripe, tos y fiebre muy alta, algo que ha preocupado a todas y todos. Aquí no hay un centro de salud, ni tampoco médicos y medicamentos que ayuden en caso de tener la enfermedad.

Al mismo tiempo, escuchaba sobre las medidas de seguridad, no salir de casa, el uso de cubrebocas, lavarse las manos y desinfectarse con gel antibacterial…

«No salir de casa» ha sido otro reto, ya que en el negocio familiar debemos salir a trabajar en plena cuarentena, para que día a día podamos tener comida en casa, aunque siempre exista el miedo a contagiarnos; pero por ahora la preocupación más grande es llevar la comida. Mientras mi madre y yo íbamos al mercado, observamos cómo la venta bajaba y algunas de nuestras frutas o verduras se echaban a perder, ya que muchas personas no salían a comprar en los diferentes mercados, por miedo a contagiarse. Esto ha sido algo difícil, pues se recortó el dinero que llega a mi familia.

Por otro lado, en mi comunidad, muchas personas no tomaron los cuidados necesarios y se enfermaron de gripe, tos y fiebre muy alta, algo que ha preocupado a todas y todos. Aquí no hay un centro de salud, ni tampoco médicos y medicamentos que ayuden en caso de tener la enfermedad. Hasta se han muerto algunas personas, lo que nos da mucha tristeza y también preocupación.

Habrá falta de empleo y en los pocos trabajos que haya puede ser que nos paguen lo que quieran, o que siga baja la venta en los mercados, por lo que será más difícil que las y los jóvenes puedan seguir en la escuela, que puedan llevar comida suficiente a la casa o comprarse las cosas que necesitan

Creo que la vida de las y los jóvenes va a ser diferente después de la pandemia. Va a afectar de muchas formas, principalmente, en el ámbito del trabajo, ya que habrá falta de empleo y en los pocos trabajos que haya puede ser que nos paguen lo que quieran, o que siga baja la venta en los mercados, por lo que será más difícil que las y los jóvenes puedan seguir en la escuela, que puedan llevar comida suficiente a la casa o comprarse las cosas que necesitan.

De igual forma, imagino que todas y todos estamos pasando por diferentes retos, por preocupaciones, tristezas. Pero también pienso que son momentos para echarle ganas a todo, para ver las cosas positivas. Juntas y juntos podremos salir adelante. Es importante tener las precauciones necesarias, controlar nuestro miedo, pedir ayuda, cuidarnos y apoyarnos.

Por último, pienso que es importante que el gobierno otorgue apoyos a todas y todos, que ayude a quienes más lo necesitan, a las y los adolescentes y jóvenes trabajadores; que la información que nos llegue sea verdadera y no alterada; que se lleve lo necesario a los centros de salud, para atender a las personas enfermas y que se nos escuche y se respeten nuestros derechos.

Jazmín Janeth Hernández Gómez
(18 años).

El Boticario

Cocteles de autor.
Visítanos hoy

Covid-19 Escuela Internet Jóvenes NNATs Trabajo


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up