Autodidactas
Recursos útiles para aprender y comprender el mundo
Por Redacción Texto Sur Publicado en Carretera en 27 agosto, 2020 0 Comentarios 6 min lectura
Una mujer entre la niebla Anterior Un trago para el fin del mundo Siguiente

Poco a poco, familias y docentes buscan ya maneras de reorganizar el curso escolar de niños y niñas, fuera de la escuela. Cuando es posible, lo hacen a través del celular y redes sociales. Cuando no, todo es mucho más complicado.

El territorio mexicano padece enormes desigualdades. Una de ellas es el acceso a internet. Según datos del INEGI, hasta 2019, sólo 56.4 por ciento de los hogares mexicanos contaba con conexión a internet. Y aunque 83 millones de mexicanos cuentan con un celular, para acceder a internet, la mayoría utiliza datos, no señal wifi. En cualquiera de los dos casos, implica un gasto extra. Pero aun pagando, la regulación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) permite, además, que las compañías proveedoras del servicio de telefonía móvil privilegien el acceso a internet a través de algunas redes sociales como Whatsapp, Facebook y Twitter; y no, en general, el acceso real a todo el contenido de internet. Todo eso es, pues, un tema que urge revisar en la actual circunstancia.

En cuanto a los contenidos de televisión, uno de sus problemas es que al haberlos implementado con premura, quizá no hayan sido creados como, por ejemplo, los que existen de por sí para telesecundarias, que toman en cuenta la repetición y el tiempo de ejercicio que requiere cada tema. Esto significa que el estudiante lo repasará de distintos modos, lo que al final redundará en su aprendizaje. No parece estar ocurriendo eso ahora mismo con los contenidos que hoy se transmiten por tv, en especial, para primaria.

Los recursos educativos impresos –libros, manuales, revistas– podrían hacer una diferencia en lugares a donde internet ni la tele consiguen algún impacto en la educación. Principalmente, porque permiten el repaso, dan y fomentan la autonomía y no necesitan, siquiera, electricidad. Los estudiantes pueden volver una y otra vez a estudiar los contenidos, si están en su lengua materna y redactados con esmero y propiedad, para cada etapa.

Cualquiera que sea el caso, nada sustituye a un maestro o maestra, una persona cuyo completo empeño esté puesto en guiar a niños y niñas en su educación, en el deseo de aprender, conocer y experimentar el mundo. Dicho eso, quisimos contribuir recabando algunos recursos de ciencia y arte, creados especialmente para la niñez, que pueden resultar valiosos, para quienes enseñan y hasta para quienes desean aprender por sí mismos. Porque aun con guía, este tiempo va a requerir una buena dosis de autodidactismo.

Nuestra selección tomó en cuenta algunos criterios básicos:

+ Que los contenidos estén disponibles de forma gratuita en internet.

+ Que sean sencillos de comprender y, de preferencia, entretenidos, divertidos, afines a la sensibilidad de niñas y niños.

+ Que se puedan descargar o copiar, pegar en documentos e imprimirlos, para llevar allá donde se necesite, con la mayor disponibilidad; sin electricidad siquiera. O bien, en el caso, de los audios, ojalá, para que sean transmitidos en la programación habitual de estaciones comunitarias.

Los materiales en las diferentes lenguas del país que no son el español siguen siendo una tarea y deuda pendiente, para todos: creadores, divulgadores, traductores y, sobre todo, para el Estado, que es al final el responsable de garantizar la educación pública, laica y gratuita para todas y todos.

Poco a poco, seguiremos ampliando la lista de recursos en esta misma entrada. Enviaremos un aviso cada vez que la actualicemos, a través de nuestra newsletter.


Empecemos con cinco recomendaciones:

Revista Nova. Una revista científica dirigida, mayormente, a niñas, niños y adolescentes, a partir de los 9 años. Su redacción es sencilla y, casi siempre, complementa explicaciones con actividades que ayudan a comprender los temas. Además, sus contenidos son creados por un equipo de científicos. Por lo tanto, no sólo es actual, sino confiable, una ventaja sobre otros contenidos de apariencia similar que abundan en internet. No parece actualizarse muy seguido, pero lo que ya existe ahí es muy valioso.

http://www.revistanova.org/

Lengua de Gato. El largo subtítulo describe sus contenidos: arte, ciencia y literatura para niñas y niños (y adultos de amplio criterio). Su propósito no es, precisamente, pedagógico. Su información es confiable y científica, cuando es el caso. Pero mayormente sus contenidos buscan promover una especie de imaginación científica, que introduzca el arte y la ciencia en las aspiraciones de niños y niñas. Arte y ciencia no son acá un fin, sino los medios, las herramientas para explorar el mundo, de afuera y también de adentro. Por desgracia, la publicación tiene un rato sin actualizarse y tiene una ventaja: niñas y niños pueden explorar el sitio con enorme sencillez, sin auxilio adulto. Todo está escrito e ilustrado para sus ojos.

https://lenguadegato.club/

Radiombligo. Si hay un proyecto dirigido a la niñez que no necesita presentación, ése es Radiombligo. Un listado, acaso, para refrescar la memoria: canciones infantiles, cuentos, misterios, lenguas de todo el mundo, recetas, entrevistas, personajes entrañables (Gaviota, Zopilote, doña Eulolia, Ramiro Carretero, Gerasio Contreras, Oscarito Mendivil de las Iguanas…). Una dosis diaria fortalece el espíritu y la imaginación infantil.

https://www.radiombligo.org/

Libros maravillosos. En su inicio, el propósito de este proyecto era rescatar la obra del científico ruso Yakov Perelman (autor de obras didácticas como Astronomía recreativa, Mecánica para todos, Matemáticas recreativas, Geometría recreativa, entre otros). El proyecto de divulgación tuvo tan buena recepción en internet, que se siguió con otros autores y libros. Hoy puedes encontrar y leer en html (no pdf) –y hasta imprimir, si quieres–, desde Stephen Hawking hasta Mark Twain, traducidos al español.

http://www.librosmaravillosos.com/

La ciencia divertida. Esta recomendación se encuentra en el sitio web mencionado en el párrafo anterior, pero creemos que merece su propia entrada. Es un libro de experimentos científicos que niños y niñas pueden realizar con materiales fáciles de conseguir (la mayoría, en casa). Sus contenidos buscan despertar la curiosidad infantil y sirven «para introducir al lector en el estudio de la Física, que es la ciencia maravillosa a la que le debemos el descubrimiento de la máquina de vapor, el teléfono, el fonógrafo y muchas otras maravillas». Cada experimento fue ilustrado por Louis Poyet, un artista especializado en temas científicos.

http://www.librosmaravillosos.com/lacienciadivertida/index.html

Esta entrada es publicada bajo licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 (CC BY-SA).

El Boticario

Cocteles de autor.
Visítanos hoy

Arte y ciencia IFT Internet Niñez Querida maestra Recursos didácticos


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

keyboard_arrow_up